¿Amistad?, ¿Saben algo sobre ella alguno de los niños consentidos de la oligarquía?, ¿Existirá ternura entre Leopoldo López y su madre?, ¿Se imaginan ustedes la palabra amor en la boca de María Corina?, ¿Acaso puede usted percibir algún tipo de gentileza entre Guaidó y Leopoldo?

Me pregunto qué sería de ellos si algún abrazo, o si algún un beso de amor sincero de alguna de las madres de estos personajes habría hecho la diferencia; lo cierto es que si en algo se identifican entre ellos es en esas carencias y vacíos, todos ellos se sienten esplendidos como una flor, pero de plástico, Por ello es que sus burlas, ironías y cinismos por los fallecimientos de varios de nuestros compatriotas es algo que obedece es a la sintonía que tienen esos personajes con el desamor que los embarga desde su propio nacimiento.

¿Qué van a saber ellos de estas cosas del aprecio profundo?, ¿Que pueden saber ellos sobre compartir o dar?, y mucho menos saben ni sabrán jamás recibir, porque su entorno está compuesto por interesados y arrogantes que viven de las apariencias, por lo cual su línea de mando comienza con él oportunismo y termina en la adulación.

Por esa razón es que ellos nunca jamás nos comprenderán, por ello no han entendido ni entenderán como hubo tantos hombres que aun ahora, llorando, pueden decir “Chávez Te Amo”. No, no lo pueden entender, y por ello ninguno de ellos puede esperar que a pesar del profundo dolor y la tristeza que significa la pérdida de nuestros hermanos bolivarianos, sigamos adelante con más coraje, con más fuerza, como prendidos de sus llamas.

Dieron por muerto a Chávez, y con ello el fin de todo, no entienden nada. Esos seres no entienden lo que significa ver llorar a a un hombre y una mujer por igual, que es lo mismo que ver llorar a nuestro Pueblo, que es igual que ver afligido clamando de su ser entereza a nuestro Presidente para no llorar.

Yo les voy a decir rápidamente lo que significa esas lagrimas, significa es que hemos transitado los más duros momentos pero que aun así vamos por buen camino, eso es verdaderamente lo que significa.

Nicolás, vas subiendo las montañas del Sur, y contigo vamos hacia Ayacucho, con pestes, murmuraciones, conspiraciones internas y externas, con los cuerpos cansados, golpeados, pero vamos juntos, con la moral en alto. No te rindas Nicolás, que Chávez y Bolívar están presentes entre nosotros.

Nicolás, tus amigos no se van, nos dejan Por Ahora, Aristóbulo, el Chino Khan, Darío, Ventura, y tu sabes que es verdad, porque los amigos jamás nos abandonan, Voltaire escribió: “…sólo entre hombres de bien puede existir la amistad, ya que los perversos sólo tienen cómplices, los voluptuosos compañeros de vicio; los interesados, socios; los políticos, partidarios; los príncipes, cortesanos; únicamente los hombres honrados tienen amigos”.

Y es justamente por esta razón es que nosotros somos Bolivarianos y creemos en estos valores, pues abrazamos estos principios, pues contrariamente a los de la oligarquía, para nosotros no se nos va el testaferro, ni es cuestión de un voto que nos falte para completar la adulancia, para nosotros ellos son amor que nos abraza, con alegría como lo hacen los verdaderos camaradas, como lo hace nuestro Pueblo, los venezolanos de verdad, los del barrio, nosotros, los que pedimos la bendición al mejor amigo de nuestros padres y a la vecina; ¿Que van a saber los enemigos de la patria de esto?.

Recordemos a Bolívar que nos enseño con su doctrina: “La amistad es mi pasión”: “Diles que la amistad tiene en mi corazón un templo y un tribunal, a los cuales consagro mis deberes, mis sentimientos y mis afectos. Por último, diles que la amistad es mi pasión y que, por consiguiente, ellos son los objetos que ocupan mi alma y mis sentidos”.

Ellos no se han ido, están en el corazón, y nuestras luchas, con nosotros…… Viviremos y Venceremos!

(1) José Martí.

Tagged : # # # # #

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *